ESCENOGRAFÍA - CENOGRAFIA - SCENERY - DÉCORS - SCENOGRAFIE - BÜHNENBILD - SCENBILD -  SCÉNICKÝ
DISEÑOS, PLANOS, MAQUETAS VIRTUALES, FOTOS, NOTAS, COMENTARIOS Y CRITICAS
 

"E L  V I E J O  C R I A D O"

DE  ROBERTO COSSA

DIRECCION  VILLANUEVA COSSE

VESTUARIO DANIELA TAIANA

ESCENOGRAFIA E ILUMINACION 
TITO EGURZA

TEATRO  PRESIDENTE ALVEAR - 1998

- - - -
-


EL VIEJO CRIADO - DIBUJO

EL VIEJO CRIADO - DIBUJO
FICHA ARTISTICA

Dirigida por  Villanueva Cosse se estrena en el Teatro Presidente Alvear, en el mes de abril de 1998 y posteriormente en el Teatro de la Rivera

CON

Carlitos.............................GustavoGarzón
Madam Ivone .....................Elsa Berenger
Poeta.................................. Mario Alarcon
Balmaceda.............................Emilio Bardi
 
 

Vestuario:   Daniela Taiana
Música:    Edgardo Rudninsky
Iluminación:    Tito Egurza Oscar Gaitán

.

Escenografia 
Tito Egurza

Dirección general
Villanueva Cosse
 

PRODUCCION: TEATRO PRESIDENTE  ALVEAR

.
 
TOP
VOLVER ARRIBA
-

PROPUESTA ESCENOGRAFICA de Tito Egurza
 


Pocas veces uno se enamora de una obra, este es el caso. Desde 1978, en que vi El Viejo Criado vuelvo a releerla y a recordarla permanentemente.  Es así, que al recibir la propuesta fue como cumplir un sueño.
El lugar? ...  un café de Buenos Aires, donde el tiempo parece detenido y sin embargo la historia pasa por su puerta . Dos personajes (la sociedad argentina?) juegan al truco y repiten sus bromas, peleas, juegos  por mas de 60 años. Como en un LABERINTO SIN SALIDA .   De tanto en tanto (cada 20 años) los fantasmas, los mitos,  iluminan la insoportable rutina ... pero todo sigue igual, o peor.
- "En este país no hay respeto por la nostalgia" - ... pero, sin embargo,...  - "Es tan hermoso Buenos Aires cuando nieva" -.
El espíritu de un café de Buenos Aires, Un laberinto sin salida, los fantasmas y el tiempo metafísico, como elementos elegidos como punto de partida.

SOLUCION  FORMAL
Me obsesionaba la idea de Laberinto, y tal es así que mi primera aproximación formal se volcó en ese sentido.(1)

Los diálogos, los temas cotidianos, ... el café !!, no estaban presentes. Salí a recorrer bares y cafés con mi cámara y filmé y fotografié infinidad de ellos. Tres elementos comunes, identificatorios, me llamaron la atención: las columnas forradas en madera en su parte inferior, las lámparas sobre los billares y los espejos
La idea básica fue lograr el laberinto con  columnas y muchas mesas de utilería con muy pocas sillas (solo las utilizables). Pero básicamente, un solo elemento escenográfico: las columnas.(2)

PLANO DE COLUMNA

plano columna

Este trabajo lo fui materializando en maqueta virtual (3d) y los hallazgos y descubrimientos formales, así como la disposición final del conjunto, no hubieran sido posibles de otra manera, surgieron y pude verificarlos gracias a esta metodología. (ver secuencia gráfica del proceso)

Otro desafío importante era el hecho de que toda esta obra puede ser representada, tranquilamente en un espacio muy chico, y el Teatro Alvear con sus 15 m de embocadura requería algo mucho mas espectacular pero sin perder los climas necesarios. Es por ello que a las columnas se le agregan las lámparas colgantes para conformar un plano horizontal que delimite el espacio en altura virtualmente.(3)

PLANTA GENERAL

PLANTA GENERAL

Faltaba algo: la irrealidad, lo imposible, el infinito.
Ahí apareció el juego con los espejos que prolongaban el espacio hasta no percibir donde y multiplicaban la imagen.(4)

DIRECCION VISUALES REFLEJADAS

ESPEJOS

Lo demás fue solucionar problemas técnicos, sobre todo de iluminación.
Las columnas estaban iluminadas fundamentalmente de contraluz para posibilitar que los espejos devolvieran su imagen.
Los espejos (por prueba y error sobre el 3d) adoptaban un ángulo tal que nunca reflejaban la sala. Estaban dirigidos hacia los laterales. De ahí surge la necesidad de ubicar algunas columnas en los hombros del escenario donde el público no podía registrarlas salvo por su imagen reflejada.

El planteo general de iluminación se baso en crear dos imágenes contrastadas: (A) la casi realidad de los 2 personajes y sus juegos - con áreas ceñidas y entorno penumbroso - y (B) la irrealidad del mito en sus regresos - el espacio cobraba vida con sus lámparas y el juego de espejos.

Además entre las mesas, apoyados sobre columnas ó sueltas caprichosamente había valijas (Balmaceda - o los argentinos - siempre se estaba yendo. Una historia de viajes frustrados y otras, los de Carlitos,  inútiles) 

ESTUDIOS SOBRE MAQUETA VIRTUAL
( 1 )  PRIMERA APROXIMACION A LABERINTO
dibujo - primer laberinto
( 2 )  LABERINTO CON COLUMNAS Y PRUEBA DE 1 ESPEJO
dibujo columnas
( 3 )  LAS LAMPARAS Y PLANO VIRTUAL - 1 ESPEJO
dibujo con lámparas
( 4 )   LA INCORPORACION DE LOS ESPEJOS
dibujo con espejos
PERSPECTIVA CON TODOS LOS ELEMENTOS
PERSPECTIVA
CLIMA ( A )  AREA CEÑIDA POR ILUMINACION
CLIMA A
CLIMA ( B )  AREA COMPLETA POR ILUMINACION
CLIMA B
IMAGEN FINAL
CLIMA FINAL

 
 
TOP
VOLVER ARRIBA
-

.
PREMIOS Y NOMINACIONES
TOP
VOLVER ARRIBA
-


.
CRITICA
 

Clarín Miércoles 13 de mayo de 1998
Mabel Iitzcovich
Una obra maestra y una puesta esencial
La obra que Roberto Cossa escribió en el 80 sigue hoy manteniendo su vigencia. La mantiene no sólo gracias al texto conciso y sugerente y a la sutileza con que se van armando otras lecturas, sino también por una coincidencia más secreta con la historia argentina que, como los personajes, parece moverse en un eterno retorno.
Es una obra maestra donde, como escribió Osvaldo Soriano, "la metáfora abraza definitivamente el doloroso proceso de descomposición de una sociedad viciada de sueños irrealizables, de ambiciones imposibles, de mitos inmovilizadores".
En El viejo criado hay una angustia apenas contenida, recorrida por ese humor tan porteño que caracteriza a Cossa y una suerte de piadosa humanidad hacia sus personajes que, sin justificarlos, permite saber de qué se trata.
La dirección de Villanueva Cosse define con precisión los caracteres, maneja con justeza ritmos y espacios y esencializa el grotesco. La puesta es la culminación de una refinada labor de orfebrería que valoriza el texto, armoniza con la escenografía casi metafísica de Tito Egurza y se prolonga en el ambiente que crean las luces de Egurza y Oscar Gaitán, en la oportuna música de Edgardo Rudnitzky, en el cuidadoso vestuario de Daniela Taiana.
Los intérpretes juegan admirablemente sus personajes. Carlitos (Gustavo Garzón) anima al aspirante a compadrito con impecable estilo. Adelanta lentamente los brazos, encorva el cuerpo y se desliza acariciando el suelo, remedando los gestos de los guapos orilleros. E imprime a su porteño y aprovechado personaje la ambivalencia justa de un tipo que está siempre fuera del tiempo. Pero Carlitos no sería suficientemente expresivo si no tuviera a su lado al simplote de Balmaceda (Emilio Bardi) y al intelectual Alsina (Mario Alarcón), otros especímenes del café porteño que se constituyen en acentos diferentes que exaltan y ponen de relieve al otro. Y junto a ellos Madame Ivonne, a cargo de Elsa Berenguer, es una ornamental silueta de los años 20, que transmite con dominio y gracia la versión local de la cocotte parisina.

Casi 20 años después El viejo criado sigue siendo una gran obra y tan actual como en su estreno, lo que da lugar a algunas reflexiones. Y redescubre una mirada lacerante e implacablemente crítica sobre los males que nos siguen aquejando.

DIARIO LA NACION Viernes 15 de mayo, 1998
Susana Freire
 

Cossa recrea una emotiva pieza donde se reconocen los mitos porteños como un preciado tesoro perdido en la evolución de los tiempos, donde el pasar de los años apenas son instantes en la vida de los personajes.
 El tango, el box, el fútbol y Gardel son los huéspedes de esos cafetines que ya sólo existen en la literatura tanguera. Con mirada crítica pero no exenta de ternura, Cossa crea a estas criaturas para escuchar su canto del cisne en el ambiente ideal: la mesa de un café. Es el soporte ideal para las anécdotas del pasado, enriquecidas por el recuerdo de figuras conocidas.

 Este es el punto de partida para la puesta de Villanueva Cosse, que recrea la magia de un espacio atemporal, donde se presienten los fantasmas que tampoco se resignan a partir, diseñado con altas columnas de madera y paredes espejadas que multiplican las imágenes.
 El resto, lo indispensable: las mesas, las sillas, los climas ambientales, reproducidos por una dramática iluminación y los apuntes musicales.
 En el medio, los personajes. Cada uno de ellos tiene sus características y el primer acierto es la elección de los actores.
Personajes de la nostalgia
Mario Alarcón le presta sensibilidad y elocuencia a su poeta. Algo similar sucede con Emilio Bardi al componer al bonachón y simple boxeador, para quien su compañero de juego es una ventana al saber.
 Gustavo Garzón es Carlitos, una acertada máscara del zorzal criollo, que trasunta la decadencia de los que están aferrados a recuerdos perdidos en el tiempo. Finalmente, Elsa Berenguer, en una lograda Madame Ivonne, como representante ideal de una galería de figuras femeninas extraídas del cancionero popular.
 La nostalgia del texto se vuelca sobre el espectador, pero a través del filtro de una melancolía que no guarda resentimientos o amarguras, que invita a una cálida mirada sobre un pasado que ya fue.

 
TOP
VOLVER ARRIBA
-


----
VER OTROS TRABAJOS
( OTHER WORKS)
-----

BOTONES ENLACES A PAGINAS:
-
PRINCIPAL CURRICULUM CRONOLOGIA PREMIOS
TRABAJOS NOTAS TEORICAS DIRECCIONES
.

LAS IMAGENES DE ESTA PAGINA SON PROPIEDAD DE TITO EGURZA Y ESTA PERMITIDO LEVANTAR Y GRABAR PARA FINES PEDAGÓGICOS Y/O DE DIFUSIÓN CULTURAL - ESTA PROHIBIDA LA PUBLICACIÓN Y/O DIFUSIÓN POR CUALQUIER MEDIO CON CARÁCTER COMERCIAL SIN PREVIA AUTORIZACIÓN DE SU AUTOR QUIEN SE RESERVA TODOS LOS DERECHOS SOBRE ESTE MATERIAL