- " FELICITAS"

BALLET  SOBRE IDEA DE   ELIO MARCHI

MUSICA DE  SERGIO VAINIKOFF

COREOGRAFIA  ANA MARIA STEKELMAN

ESCENOGRAFIA ,  Y MULTIMEDIA
TITO EGURZA

TEATRO EL CIRCULO (ROSARIO)  - TEATRO OPERA BS AS -  2008

Y  GIRA ESPAÑA


- - - -



FELICITAS
CECILIA  FIGAREDO




Lucas Segovia
Igor Yebra
Victoria Balanza
 Benjamín Parada
  Soledad Drago
 Lucas Oliva
y
Raúl Candal

Tamboreros del Río de la Plata

 y  el
 Ballet Argentino,  con dirección
de
Julio Bocca



 

 

 

 

 

 


BALLET EN 2 ACTOS

SOBRE IDEA Y GUION DE
ELIO  MARCHI

MUSICA
SERGIO VAINIKOFF

COREOGRAFIA Y PUESTA EN ESCENA
ANA MARIA STEKELMAN

DISEÑO DE MULTIMEDIA Y ESCENOGRAFIA
TITO  EGURZA

VESTUARIO
RENATA SCHUSSHEIM

ILUMINACION
JOSE LUIS FIORRUCCIO

DIRECION GENERAL
JULIO BOCCA


TOP
VOLVER ARRIBA
-


PRIMERA  APROXIMACION  A  LA  ESCENOGRAFIA  DE  FELICITAS
PUNTO DE PARTIDA

Muchas veces, y este es el caso, la función de la escenografía, de la imagen, debe ser funcional.

En una obra, ballet con argumento, donde ni la música ni la danza pueden "relatar", "contar", el donde transcurre las distintas acciones que plantea la historia, y mas en este caso donde esta historia es real , lo metafórico, la abstracción queda en un segundo plano y el escenógrafo tiene la obligación de hacer llegar al público la información necesaria para la captación del argumento.

Queda, por supuesto, pequeños resquicios en donde "liberarse"  y romper con el realismo y jugar con los climas y poner acentos en las situaciones dramáticas.

Es por eso que el planteo, como hipótesis de trabajo, se basó en que "siempre", el inicio de la escena fuese realista (casi informativo) y en el devenir de la misma escena se fuesen haciendo cambios sutiles que se adapten a los distintos climas y situaciones.

El "punto de partida"  , indudablemente, será el argumento, libro o guión del espectáculo


INICIO ESCENA 9  "REALISTA"

MUERTE FELICITAS  ESCENA 9  "NO REALISTA"
a
   LA OBRA :   Resumen del guion
Todo lo subrayado  es lo que se requería, minimamente, ser resuelto por la imagen
ACTO 1 ACTO 2
Prologo
Carnaval en Buenos Aires de los años 50. Pasan las mascaritas, muy coloridas, con el trasfondo de la plaza Colombia y la Iglesia de Santa Felicitas. Ritmo de candombe con mezcla de murga.
De entre todos surge una joven bellísima de blanco.
Esta joven es requerida al mismo tiempo por dos muchachones. Los dos tratan de atraer a la joven,  y cuando parece que ella se decide  por uno, estallan de golpe  los fuegos artificiales, suenan petardos como tiros que rompen el momento mágico y la joven descubre su pecho manchado de sangre. Uno de los muchachos tiene las manos llenas de sangre.  Todos desaparecen  y suenan las campanas de la iglesia.


Primer Cuadro
La escenografía se transforma en San Telmo de 1860 ,
Paulatinamente nos adentramos en los salones de la casa de los Guerrero, donde se desarrolla una fiesta. Las jóvenes parejas bailan bajo mirada de los mayores, entre quienes se en cuentran los padres de Felicitas y Don Martín de Alzaga,
Felicitas baila con todos los muchachos presentes que la cortejan. Entre ellos se encuentra Enrique quien le confiesa su amor, pero  es rechazado por ella. . La gente se va despidiendo
Los Padres le dicen a Felicitas que han dado su mano a Don Martín de Alzaga con quien deberá desposarse.  La joven queda fascinada con el porte y la elegancia de Martín.


Segundo  Cuadro
En un gran salon de la casa de Alzaga, se celebra la boda a todo lujo. Las parejas de invitados van llegando y los últimos en entrar son los Novios.  Luego del gran baile. Enrique, que está entre los invitados, vuelve a demostrale su desesperación. Esta medio bebido y se excede, obligando a Alzaga a echarlo de su casa.
Felicitas y Alzaga quedan solos. Este le pinta un futuro feliz, y alzandola en brazos la lleva cariñosamente al dormitorio.

Tercer Cuadro
Enrique está en un burdel, fumando opio y rodeado de mujeres. De pronto  a causa de la droga, en su ensoñación, Enrique ve  sucesivamente la sombra en contraluz de Felicitas con amamantando un bebe. Espanta la visión arrojándose a los brazos de una prostituta. Entonces ve la sombra de Felicitas con un niño de 3 años. Cambia de mujer. Pero sigue viendo ahora la sombra de  Felicitas abrazando a un niño de 8 años. Finalmente, la sombra se corporiza y ahora es Felicitas la que baila con el.
Cuando están por llegar al climax, cae la máscara y debajo está otra mujer, vulgar, que se burla de el. Enrique huye del lugar.

Cuarto cuadro
En el salón de su casa, Felicitas feliz junto a su hijo y a su marido. Están alegres. Queda sola  y , como en un despertar aparece en la calle. Alli se encuentran con una multitud espantada, que huye,  y va cayendo muerta.  Es la fiebre amarilla. Entra  Alzaga con el niño en brazos, que arde de fiebre.
Aparece una Extraña Mujer, en una danza macabra. La Muerte. .La Extraña intenta tomar al niño, suscitando  una violenta lucha entre ella, Felicitas y Álzaga, en la que triunfa llevándose a la criatura y a su padre frente a la desesperación de Felicitas, quien se queda de golpe sola.
Quinto Cuadro
 Felicitas está en el mismo salon del cuadro 4, pero vestida de luto riguroso. Ingresan  sus amigas, que de a poco, le van sacando el luto, hasta dejarla elegantemente vestida. Al tiempo, la casa se transforma perdiendo el aspecto triste y sombrío y devolviéndole todo el brillo de la mansión que fue.
Sobre el final entra Enrique que repite sus  declaraciones.Esta vez no es rechazado y ella le da  cierta esperanza, que hace que Enrique salga embriagado.  Un sirviente anuncia a Felicitas y sus amigas que el carruaje esperando.  Las jóvenes parten con rumbo a una de sus estancias.


Sexto Cuadro
La noche las sorprende en mitad de camino, con una tormenta iterrible. En medio de la furia inclemente, tratan de encontrar el camino perdido.
Llegan hasta las puertas de una casona. Son recibidas por su dueño -Samuel Saenz Valiente-que  les ofrece cobijo. El  joven queda prendado de la belleza de Felicitas. Las jóvenes se retiran a sus cuartos. Felicitas se demora un instante y queda a solas con Samuel. Entre ellos comienza a insinuarse una enorme pasión. Felicitas se retira a su cuarto y Samuel queda solo

Séptimo cuadro
Gran fiesta en la estancia de Felicitas. Se va a inaugurar el Puente Cramer, que se ha levantado sobre sus tierras. Los invitados bailan Entre ellos esta Enrique Ocampo.  Felicitas y Samuel anuncian su compromiso. Enrique, se acerca a Felicitas le recuerda sus promesas de amor. La joven lo disuade, y ante su insistencia, lo despide violentamente.Enrique queda solo con su desesperacuón y locura

Octavo cuadro
En la ciudad, el candombe para festejar el carnaval. Es enero de 1972 en Barracas

Noveno cuadro
Dentro de la casa de Felicitas  Alguien le avisa a Felcitas que Enrique Ocampo la espera.  La Joven acude al encuentro. Se desarrolla una apasionada escena entre ambos, en la que él le exige su amor y ella lo rechaza de todas las maneras posibles. Hasta que finalmente él saca un revolver entre sus ropas y la mata, disparándole por la espalda. Felicitas muere  y Enrique -con sus manos llenas de sangre-  se suicida en el momento en que Samuel entra a escena recogiendo a Felicitas

Décimo cuadro
Sobre el sonido de las campanas, la escenografía se transforma en el atrio de la Iglesia Santa Felicitas..  Los Padres de Felicitas en cortejo de luto,  salen lentamente del escenario

Epílogo
Las campanas funden con la  música del comienzo   al tiempo que la escenografía vuelve a  la del prólogo.
Vemos regresar a la murga de los años 50.
Se hace de noche y 3 mujeres, anudan pañuelos en las rejas de la Iglesia,
Las Mujeres salen.  Las campanas vuelven  a tomar cuerpo
 Del fondo de la nada, aparece Felicitas, su fantasma, llorando..

LAS SOLUCIONES FORMALES   en 3D
PROYECTOS  EN  3D

En resumen, del texto surgen los distintos temas a desarrollar para cada escena-cuadro.
Todo el trabajo se realiza en maquetas virtuales construídas en 3D.   Buscando  en principio, como norma,  que los  interiores cuentes con planos en profubdidad para poder tener la alternativa de variantes en función de la iluminación  (virtual) para cada diseño.
Los exteriores , de 2 épocas diferentes: 1950 para el prólogo y el epílogo,  y 1860 para el resto donde también se deja paso a las variaciones con cambios de iluminación y la posibilidad de jugar con el cielo, el cuál no necesariamente debía ser realista sino adecuarse al tono dramático de la escena.

Así se encaró el muy arduo trabajo,  donde se destaca, por el tiempo que insumió su construcción la iglesia y su entorno de 1950 en el barrio de Barracas.  Este solo trabajo llevó 25 días completos para su modelado.   Ya que la iglesia es real se buscó reproducirla en todos sus detalles sin sinplificaciones
Los edificios de su entorno van de casas de 1890 a edificios recionalistas de los años 40




PRIMERA PROYECCION - INICIO OBRA

VARIANTE PARA CANDOMBE

VARIANTE PARA FINAL PRÓLOGO
Para las escenas de interiores se construyó modelados  para cuadro 1 (Casa Felicitas, cuadro 2 (Salón deñ casamiento. cuadro 3 (burdel), cuadro 4 , 5 y 9 (casa Alzaga), cuadro 6 casa Samuel)
Todas planteadas  con 2 planos  armando "caja"  para dar idea de profundidad con las diferentes iluminaciones virtuales

En los ejemplos se muestran llos proyectos de escenografía virtual para el cuadro 1 y el cuadro 2


MODELADO  3D  PARA CUADRO 2





TERCERA PROYECCION DEL CUADRO 2
A





LAS IMAGENES

ACTO  1
PROYECCION FOTOS  DEL  ESPECTACULO
PROLOGO

Escena carnaval  en Barracas
(Plaza Colombia) en 1950






PROYECCION DEL EJEMPLO

PROLOGO

Escena carnaval  Aparece
Felicitas





PROYECCION DEL EJEMPLO

PROLOGO

Escena carnaval  . momento de
los tiros

En la escena hay efecto, animado
de fuegos Artificiales


PROYECCION ANIMADA



CUADRO  1

Preparación  (Raul Candal)
de la casa de Felicitas





PROYECCION DEL EJEMPLO


CUADRO  1

Fiesta en lsalón de la
casa de Felicitas




PROYECCION DEL EJEMPLO


CUADRO  2

Inicio fiesta de casamiento
en salón de la casa de Alzaga





PROYECCION DEL EJEMPLO


CUADRO  3

Burdel. Enrique tiene
visiones de Felicita y su hijo





PROYECCION DEL EJEMPLO


CUADRO  4

Escena de la Muerte
por la fiebre amarilla





PROYECCION DEL EJEMPLO


ACTO  2
PROYECCION FOTOS  DEL  ESPECTACULO
CUADRO  5

Termina el luto
de Felicitas




PROYECCION DEL EJEMPLO

CUADRO  6

En medio de la
tormenta, perdidos




ANIMACION PROYECTADA

CUADRO  6

Llegan frenta a
la casona




PROYECCION DEL EJEMPLO

CUADRO  6

Se abre
la puerta




PROYECCION DEL EJEMPLO

CUADRO  6

Ingresan a la
casa de Samuel




PROYECCION DEL EJEMPLO

CUADRO  7

EFiesta de inauguración
del puente Cramer




PROYECCION DEL EJEMPLO

CUADRO  7

Enrique desesperado
casi loco




PROYECCION DEL EJEMPLO

CUADRO  8

Escena de San Telmo
en 1972




PROYECCION DEL EJEMPLO

CUADRO  9

Enrique hace el último
intento y es rechazado




PROYECCION DEL EJEMPLO

CUADRO  9

Enrique desesperado
mata a Felicitas




PROYECCION DEL EJEMPLO

CUADRO  10

Requiem de los padres
inauguración de la iglesia




PROYECCION DEL EJEMPLO

EPILOGO

Escena en  Barracas
carnaval de 1850




PROYECCION DEL EJEMPLO

EPILOGO

Las mujeres y los pañuelos
frente a las rejas




PROYECCION DEL EJEMPLO

EPILOGO

Escena  final
fantasma de Felicitas



PROYECCION DEL EJEMPLO
(sobre ella)


 


. 


.
CRITICA 


Domingo 11 de mayo de 2008

La trágica historia de Felicitas
Ana María Stekelman convierte a la pieza en
un ballet clásico bien porteño


Nuestra opinión: Muy bueno

Cuando la complejidad de las artes escénicas (danza, teatro, ópera) está resuelta en una conjunción perfecta, entonces se está ante un hecho artístico de envergadura. Es lo que sucede con Felicitas , ballet que relata la historia de Felicitas Guerrero, una joven porteña enfrentada a su destino trágico por la muerte de su familia y por un mal amor. Ubicada la acción en Buenos Aires, la historia se remonta a 1860, continúa en 1872 y reaparece en 1950, para señalar la eterna vigencia de las pasiones humanas.

El guión, muy hábilmente desarrollado, hace innecesaria la palabra frente a la elocuencia de una coreografía que sorprende por el logro que se obtiene al encarar el estilo clásico con matices muy modernos. A esto se suma el diseño escenográfico de Tito Egurza, que construye mediante imágenes una sucesión ininterrumpida de arquitecturas visuales, recurso que se ve subrayado por la iluminación de José Luis Fiorruccio, sobre todo en el juego de los contrastes. En el vestuario, Renata Schussheim acierta una vez más con los diseños, modelos y colores que le permiten ajustarse a las épocas señaladas sin desentonar en ningún momento y despliega su imaginación con los trajes de la murga y los candomberos.

En cuanto a la música, Sergio Vainikoff elaboró una partitura variada en la que por momentos se reconocen sonidos folklóricos y tangueros. Resulta atractiva tanto la línea melódica como la armónica, sobre todo por la presencia en escena de los Tamboreros del Río de la Plata, con una variedad de instrumentos de parche que aportan su buena dosis de energía. Finalmente, la interpretación y en este sentido Cecilia Figaredo vuelve a exponer su talento al encarar el estilo clásico con una emoción vibrante y sensual. Domina la levedad como pocas, hasta el punto de que, por momentos, parece estar suspendida en el aire. Es etérea, pero también carnal. Los bailarines masculinos, tanto Lucas Segovia como Benjamín Parada, demuestran muy buena técnica y expresividad, pero les falta transmitir la potencia de esos sentimientos que emanan del juego pasional.

Raúl Candal, más allá de sus dotes de bailarín, está magnífico con su dominio y su prestancia escénicos. El protagoniza a la muerte en una escena de gran belleza visual. Algo similar ocurre en la secuencia de la tormenta donde Candal, Cecilia Figaredo, Soledad Drago y María Eva Prediger, impecables todos, interpretan una coreografía de brillante resolución estética, apoyados en el sonido de los tambores.

El elenco del Ballet Argentino aprovecha su momento de lucimiento al tiempo que demuestra una armónica labor de conjunto.

En la hechura final, se nota la mano creativa de Ana María Stekelman, no sólo por el diseño coreográfico, sino también por la puesta en escena que convierte a Felicitas en un ballet clásico porteño.

Susana Freire

Domingo 11.05.08
      
"FELICITAS, AMOR, CRIMEN Y MISTERIO" ES UN LOGRADO BALLET DE STEKELMAN
Un romántico drama nuestro
    
 La historia tiene todos los ingredientes para lograr un buen traslado a la escena: amor, crimen y misterio, como reza su subtítulo y podríamos agregar el atractivo de que se trata de un hecho real y cercano a nuestro pasado.

SESGO NEOCLASICO
Felicitas toma todos esos elementos y deslumbra por su cuidada producción, enfocada hacia la elaboración de un espectáculo con impactantes momentos visuales. Colabora en esto la impecable escenografía virtual diseñada por Tito Egurza, con excelentes imágenes de las habitaciones, de la iglesia, la fachada de la casa de Samuel (el futuro segundo marido de Felicitas), e inmediatamente el interior de la vivienda, la tormenta. Se suma el espléndido vestuario de Renata Schussheim, con acertados diseños de fuertes colores para el carnaval de 1850, y cálidos tonos para las amigas de Felicitas. La iluminación de José Luis Fiorruccio acompaña eficaz y experimentadamente los climas de la obra.

Ana María Stekelman utilizó un lenguaje neoclásico, reservando para la protagonista el uso de las puntas, con elementos de danza contemporánea y recursos dramáticos previsibles, pero no por ello menos logrados. Con algunas reiteraciones en los momentos grupales -una particularidad del estilo Stekelman-, la coreógrafa plasmó líricos dúos para Felicitas y sus enamorados, y descollantes solos para éstos últimos.

EL MAYORDOMO
Pero Stekelman parece haber reservado toda su energía para el personaje del Mayordomo, ligado muy inteligentemente con la Muerte, que se convierte en una conmovedora creación del ex primer bailarín del Colón -y también ex director de su compañía el año pasado-, el recordado Raúl Candal, que aquí hace una rentrée memorable. Ovacionado apenas pisó el escenario y en los saludos finales, Candal compone con máscara magistral al contenido y severo Mayordomo, a través de la cual puede intuirse su incondicional amor hacia Felicitas. En el último cuadro del primer acto, su aparición como la Muerte impacta por esa mezcla de esfinge y serpiente que Candal le imprime, envuelto en una gran pollera acampanada que no logra esconder la plasticidad y agilidad en sus movimientos, como si los años desde su retiro no hubieran pasado.

Yendo a las demás interpretaciones, Cecilia Figaredo encarna a Felicitas con belleza, lozanía, muy buenos recursos dramáticos y técnicos. Es estremecedora su aparición sobre el final, convertida en fantasmagórica visión. Tanto Lucas Segovia como Benjamín Parada y Jonatan Luján son excelentes bailarines y solventes partenaires de Figaredo y confiamos en que en el transcurso de las funciones lograrán profundizar el costado dramático de sus respectivos personajes. Los demás solistas del Ballet Argentino aportan su juventud y empuje y la garra de la compañía resalta en las escenas grupales.

La música de Sergio Vainikoff, con participación mayoritaria de sintetizadores y remedos de algunos instrumentos acústicos, bandoneón incluído Magnífica, la intervención de los Tamboreros, trayendo todo el ritmo del candombe carnavalesco, a esta Felicitas, cuya llegada a la escena porteña debe, sin duda, celebrarse.

Patricia Casañas


  

 


 


TOP
VOLVER ARRIBA
-

----
-----

----


VER OTROS TRABAJOS
( OTHER WORKS)
-----

BOTONES ENLACES A PAGINAS:

PRINCIPALCURRICULUMCRONOLOGIAPREMIOS
TRABAJOSNOTAS TEORICASDIRECCIONES
.

  

 ESTA PAGINA SE VE MEJOR CON  MONITOR SETEADO EN 800 x 600 Y 16M DE COLORES - LAS IMAGENES DE ESTA PAGINA SON PROPIEDAD DE TITO EGURZA Y ESTA PERMITIDO LEVANTAR Y GRABAR PARA FINES PEDAGÓGICOS Y/O DE DIFUSIÓN CULTURAL - ESTA PROHIBIDA LA PUBLICACIÓN Y/O DIFUSIÓN POR CUALQUIER MEDIO CON CARÁCTER COMERCIAL SIN PREVIA AUTORIZACIÓN DE SU AUTOR QUIEN SE RESERVA TODOS LOS DERECHOS SOBRE ESTE MATERIA